Cumplido un año desde que esta protección especial se aprobó, en ADAENA nos hemos preguntado por su evolución. Estos son los datos que hemos obtenido.

La Ley Orgánica 2/2012, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo define la “salud” como el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

situacion.especial.it.menstruacion

Resumen de las características de la nueva Incapacidad Temporal por Menstruación Incapacitante Secundaria

Posteriormente, la Ley Orgánica 1/2023, de 28 de febrero, por la que se modifica la anterior, introduce situación especial de Incapacidad Temporal derivada de contingencias comunes por “menstruación incapacitante secundaria”, y la entiende como la situación de incapacidad derivada de una dismenorrea generada por una patología previamente diagnosticada, señalando el prólogo de la ley específicamente la endometriosis como patología de la que puede derivar esta situación.

Hasta aquí, la buena noticia es que las mujeres con endometriosis deberíamos poder acceder sin problemas a este tipo de prestación, con las características que ya vimos hace varios meses en una publicación anterior. Sin embargo, hay algunas cuestiones que nos siguen inquietando:

La primera es que las mujeres con endometriosis tardamos una media de 8 años en recibir un diagnóstico. Durante todo este tiempo sufrimos un calvario de visitas a especialistas de la medicina que no reconocen la sintomatología, no le dan importancia, no realizan las pruebas necesarias, nos dicen que la regla siempre duele, nos derivan a psiquiatría, etc., y así hasta que recibimos un diagnóstico años más tarde. ¿Y hasta ese momento no vamos a poder acceder a este tipo de prestación? Habrá que ver caso por caso, pero de la lectura de la norma esa es la idea que se desprende.

La segunda es que, si durante todo este tiempo en que las mujeres no recibimos un diagnóstico, tampoco recibimos un tratamiento adecuado al dolor, este evoluciona  de tal manera que, en muchas ocasiones, el dolor producido por la endometriosis se puede llegar a cronificar, no limitándose a los días de la menstruación.

La tercera, muy relacionada con la anterior, es que, existen numerosas mujeres con endometriosis que sufren dolor incapacitante por esta causa a diario, durante todo el ciclo. También muchas mujeres que siguen presentando esta sintomatología incluso cuando ya han pasado por una histerectomía (extirpación del útero) y/o una Ooforectomía (extirpación de ovarios) y siguen presentando dolor incapacitante.

Entonces, ¿es una protección realmente eficaz para las mujeres con endometriosis y sintomatología incapacitante? No, queda claro que no es una protección suficiente. Se trata de una norma que desconoce la dimensión real de la endometriosis, a pesar de que su diagnóstico (entre otros) sea necesario para poder acceder a este tipo de incapacidad temporal. Deja fuera de su ámbito de aplicación a un gran número de mujeres con endometriosis.

Creemos que las mujeres con endometriosis con sintomatología de dolor incapacitante cronificada, independientemente del momento en que se manifieste a lo largo del ciclo, deberían poder acceder por dicha causa a una incapacidad permanente. Sin embargo, carecemos de esta protección.

A pesar de todo, la situación especial de Incapacidad Temporal por contingencias comunes por menstruación incapacitante secundaria es un avance para muchas mujeres con síntomas más controlados, que puedan tener dolor incapacitante en momentos puntuales.

¿Cuál ha sido su aplicación real durante su “primer año” de vida?

Datos obtenidos por ADAENA a través de transparencia INSS

Un año después de la publicación de esta Ley, desde ADAENA nos preguntábamos cuál sería su aplicación práctica.

Según datos del INSS a una consulta de esta asociación, durante 2023 se han tramitado un total de 1047 bajas por esta causa, a un total de 876 mujeres. Estos datos respaldan nuestra tesis sobre que resulta una medida apropiada para mujeres con endometriosis con sintomatología de dolor incapacitante ocasional. Por otro lado, el número de mujeres y el número de bajas es bastante similar, lo que evidencia que las mujeres no hacen uso de esta prestación en cada menstruación, contrariamente a lo que aventuraban algunos comentaristas poco informados.

En Aragón se han tramitado un total de 105 bajas por esta causa, accediendo a ella un total de 91 mujeres distintas. Es la quinta Comunidad Autónoma donde más se han tramitado. Están por delante en número de bajas Madrid (220 bajas, a 175 mujeres), Andalucía (187 bajas, a 150 mujeres), Navarra (159 bajas, a 139 mujeres) y Cataluña (108 bajas, a 89 mujeres). Las Comunidades Autónomas donde menos bajas por esta causa se han tramitado han sido Islas Baleares y La Rioja, donde no se ha tramitado ninguna, Extremadura (2 bajas, a 2 mujeres) y Asturias (5 bajas, a 4 mujeres).

Ya en Aragón, siguiendo la misma línea que en el resto del Estado, los datos se presentan del siguiente modo: del total de 105 bajas, 92 se han tramitado en Zaragoza a 80 mujeres distintas; 7 en Huesca a 5 mujeres distintas; 6 en Teruel a 6 mujeres distintas.

Conclusiones

Como conclusión, esta medida es buena, pero no suficiente para las mujeres con endometriosis; el número de bajas tramitadas es bajo, lo que puede deberse al desconocimiento de su tramitación por parte de especialistas, al desconocimiento de su existencia por parte de las mujeres afectadas, o a la falta de diagnóstico previo de las patologías como la endometriosis que justifiquen su aplicación, entre otros.

En Aragón se han tramitado casi tantas bajas de este tipo como en Cataluña, a pesar de la diferencia en número de habitantes, situándose en quinto lugar en cuanto al número de tramitaciones. Nuestra lectura de este dato, desde la perspectiva asociativa, es que ADAENA, con una trayectoria de más de 10 años visibilizando la enfermedad entre personal médico, mujeres y sociedad en su conjunto, consigue sensibilizar y hacer llegar esta información.

Para finalizar, desde ADAENA queremos seguir llamando la atención sobre la necesidad de inversión en investigación para conocer la causa de la enfermedad y obtener diagnósticos más tempranos y, por fin, una cura. Esto es lo que más necesitamos las mujeres con endometriosis.

Si quieres colaborar con nosotras, no lo dudes y escríbenos a correoadaena@gmail.com , todavía queda mucho por hacer.

¡Juntas somos más fuertes!

ADAENA.LOGO