Crónica del taller “En armonía con tu pelvis”